psicologos valencia

¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo?

Este trastorno psicológico comúnmente llamado TOC, se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones.

  • Las obsesiones son pensamientos intrusivos, repetitivos y egodistónicos, que pueden estar expresados en forma de palabras, frases o imágenes. El contenido del pensamiento obsesivo, no es consistente con el sistema de creencias del individuo y éste lo percibe como irracional o absurdo. Sin embargo, cuando estos pensamientos irrumpen de manera involuntaria en la mente de la persona obsesiva, ésta le otorga una gran credibilidad y lucha deliberadamente para librarse de ellos.
  • Las compulsiones son aquellos comportamientos guiados (mentales o motores), que la persona ejecuta para reducir la ansiedad que le generan sus obsesiones. Pueden ser muy elaborados y minuciosos por lo que históricamente también se les ha denominado rituales. Estas conductas van destinadas a “neutralizar” la obsesión y las realiza el individuo de manera voluntaria, aunque normalmente se perciben como incontrolables y la persona se ve abocada a realizarlas.

Así pues, el obsesivo tiene miedo de que suceda algo terrible (obsesión) y, por ello, siente una elevada angustia que le mueve a desplegar una serie de estrategias (compulsiones), destinadas a reducir la posibilidad de que suceda la catástrofe temida o a bloquear la ansiedad que le causa la propia obsesión. Aunque la persona considera sus respuestas a la obsesión lógicas y cree que con ello alcanzará una solución, lo único que hace es entrar en un círculo vicioso que perpetúa su problema. Paradójicamente, es lo que la persona hace para luchar contra sus pensamientos y dudas, lo que causa sus problemas, más que los pensamientos por sí mismos: “La solución crea el problema”.

El tratamiento y sus características en el trastorno obsesivo-compulsivo.

La naturaleza del problema hace que le resulte difícil al individuo obsesivo abordarlo por sí mismo, por lo que generalmente necesitará ayuda profesional para hacerle frente. El objetivo de la terapia es enseñar a la persona obsesiva la dinámica del problema que sufre y con ello darle las pautas para que sepa cómo gestionar las obsesiones en el momento aparecen. Una parte importante del tratamiento psicológico del trastorno obsesivo-compulsivo será también la prevención de recaídas, trabajando para ello sobre los factores de vulnerabilidad que subyacen en toda persona que sufre este problema.

Valoración:
( 5/5) de 3 Votos