depresion tratamiento

En nuestros centros de Torrente y Psicólogos en Valencia encontrarás la ayuda profesional que necesitas para superar una depresión clínica.

¿Qué es la depresión clínica?

Todos hemos oído hablar de la depresión… A menudo utilizamos este término para referirnos a algunos de nuestros momentos más bajos, sin embargo, la depresión clínica es un problema mucho más complejo. La depresión no se define simplemente como un estado de tristeza. Estar triste no es un problema en sí mismo, es un estado de ánimo para el que, generalmente, hay una causa justificada. La depresión, sin embargo, es un trastorno emocional que implica cambios importantes y más o menos duraderos, en nuestra forma de pensar, de sentir y de actuar.

¿Qué piensa una persona con depresión?

La persona deprimida tiene una visión negativa sobre sí misma, sobre el entorno que la rodea y sobre el futuro. Todos sus pensamientos se tiñen de un color más oscuro. Esta negatividad lo impregna todo en la mente del depresivo. Cuando una persona está deprimida se desvaloriza y se culpa por lo que piensa son sus errores y debilidades. Y, por todo ello, se produce una disminución acusada de su autoestima.

¿Qué siente una persona deprimida?

Tristeza, apatía, irritabilidad, cansancio continuo y excesivo, aumento o disminución del apetito, alteraciones del sueño, disminución del deseo sexual, sentimientos de fracaso, culpabilidad, inseguridad, desesperanza… Estos son sólo algunos de los síntomas más frecuentes, pero podríamos enumerar más de cien síntomas distintos. Además, todas las personas que tienen depresión, experimentan un aumento de sus niveles de ansiedad, una disminución generalizada de sus umbrales de tolerancia y una llamativa incapacidad para disfrutar de las cosas con las que antes disfrutaban. Con sólo leer estas líneas podemos hacernos una idea de cómo es el día a día de una persona deprimida…

¿Que hace una persona cuando está deprimida?

Después de ver lo que piensa y lo siente una persona con depresión, es fácil entender que no sienta demasiadas ganas de hacer cosas. Las actividades se le hacen muy tediosas y demasiado costosas para la poca satisfacción que le reportan, por lo que enseguida empieza a retirar actividades de su repertorio de conductas. En primer lugar, se dejan de hacer actividades agradables, porque no son de “fichar” y nadie te va a pedir demasiadas explicaciones si no las haces… pero, cuando la depresión se asienta, se comienzan a dejar de hacer también las actividades consideradas “obligatorias” (tareas, trabajo, aseo personal, prepararse comidas…).

Origen de la depresión.

Para que el problema se origine, tienen que darse cambios en el ambiente percibidos como desagradables, lo que técnicamente se denomina “pérdida de reforzadores” (perder a alguien o algo valioso). La persona se ve privada de algo que considera importante. La secuencia para que la depresión se instaure, sería la siguiente:

  1. Tras la pérdida de un reforzador, se da un período normal de tristeza. Si esto no se afronta (porque no se sabe), aparece el segundo paso. Aquí entran en juego determinados factores de vulnerabilidad que predisponen a algunas personas a padecer este problema.
  2. Se producen los cambios emocionales, cognitivos y conductuales que antes hemos descrito… y con esto, la persona empieza a deprimirse.
  3. El cerebro, a nivel de Sistema Nervioso Central, segrega menor cantidad de neurotransmisores (sustancias que contribuyen a la regulación del estado emocional) y la depresión se asienta.
  4. La incercia lleva a la persona a dejar de hacer actividades tanto agradables como obligatorias, lo cual implica que se pierdan de nuevo reforzadores y se genera un círculo vicioso que perpetúa la depresión.

Objetivo de la terapia para la depresión.

Los objetivos en la terapia para la depresión, están destinados a trabajar y a producir cambios en estos tres niveles del comportamiento que se han visto afectados (lo que piensa, lo que siente y lo que hace la persona deprimida), para de esta forma romper el círculo vicioso que está en la base de toda depresión.

Otro objetivo importante para el tratamiento, es la prevención de recaídas. Es preciso trabajar aquellos factores de vulnerabilidad que, junto a la pérdida de reforzadores, han influido en el origen del problema.

(4.7/5) de 3 votos de usuarios.