caracteristicas mujer maltratada

Características de la mujer maltratada

La mujer maltratada: Características de la mujer maltratada

Si bien es cierto que no existe un único patrón de mujer maltratada, sí que existen una serie de características comunes en las víctimas de maltrato, que los psicólogos han detectado: los abusos comienzan entre los 17 y los 28 años, suelen tener episodios depresivos previos, siguen un patrón conductual ya que -la mayoría- viene de hogares en los que también se producía violencia de género, y tienen actitudes dependientes, lo que las lleva a basar sus relaciones con el sexo opuesto de forma asimétrica.

Está claro que, cuando hablamos de Violencia de Género o de la mujer maltratada, tendemos a imaginar y suponer agresiones físicas. Es ahí donde cometemos el mayor error, ya que debido a las campañas del Gobierno frente a la Violencia de Género, las agresiones físicas son cada vez menores. Sin embargo, las agresiones psicológicas se multiplican día a día. Esto supone un problema, sobre todo para familiares y amigos de la víctima, pues ella no reconoce ningún problema. Teniendo en cuenta que la Violencia de Género Psicológica es más común de lo que pensamos y que pocas veces la mujer maltratada interpone una denuncia, os dejamos con las características más básicas de la mujer maltratada psicológicamente.

Baja autoestima

Aunque es cierto que la mujer maltratada ya tenía tendencia a la poca autoestima previo a la relación, esta se acentúa cuando se establece la relación amorosa. Existe poca valoración y reconocimiento propio como persona y mujer. Casi inconscientemente, la mujer maltratada tiende a no valorarse como una persona merecedora del amor, por lo que esto la lleva a relacionarse con hombres muy dominantes, con tendencias agresivas y violentas.
Cuando una mujer es maltratada tiene tendencia a devaluar su aspecto, por lo que acaba no cuidándose, a no buscar el reconocimiento y a no querer sentirse mujer. Las consecuencias van desde mala vestimenta -poco femenina- hasta desprestigiarse a ella misma.

Dependencia

La mujer maltratada nunca actuará sin la aprobación de su pareja. De hecho, estas mujeres suelen recluirse en casa debido a que ya no saben qué hacer sin sus parejas. Existe una necesidad infundada que ellas establecen como real y asumen que sin él no pueden vivir. Este tipo de mujeres tiene un comportamiento evasivo, suelen escapar a acontecimientos sociales, reuniones familiares y de amigos para estar con su pareja. Por lo general, suelen ser cambios de última hora ya que, conforme se acerca el momento del acontecimiento, su pareja la restringe de este derecho.
Es en este momento en el que la relación de amor es en realidad una relación de necesidad, de dependencia que hace que la mujer maltratada se evada de su verdadero yo.

Manipulación

A pesar de lo que se cree socialmente, una mujer maltratada sabe manipular ya que es lo que ve a diario. Su sistema cognitivo asume que, la manipulación, le asegurará la supervivencia. Busca, fuera del hogar, dominar los pensamientos de los demás. A pesar de esto, es inevitable reconocer la frustración, el sufrimiento y la tristeza de la mujer ya que en realidad tan solo busca consuelo y compasión, aunque haga ver que no lo necesita pues las cosas están bien.

Depresión

Este tipo de mujeres se someten a diario a una cantidad de estrés y de ansiedad que una persona no puede apenas soportar. En general, estas relaciones tóxicas y destructivas hacen que la mujer maltratada viva en una incertidumbre constante por lo que, las mujeres, generan mucho estrés y ansiedad que las aboca a la depresión.
Además de esto, la agresión que viven a diario -ya sea física, verbal o psicológica-, genera en la víctima sentimientos de impotencia, frustración y tristeza. Esto y el no poder expresar realmente sus necesidades, es lo que hace que la mujer maltratada se vuelque hacia ella misma, cayendo en la autocompasión y por lo tanto en la depresión.

Abusos

En este tipo de casos, la mujer suele caer en el alcoholismo o la drogadicción. De esta forma consiguen escapar a una realidad que se les hace insoportable, sobre todo a lo largo de los años. La bebida o las drogas se convierten en un desahogo emocional, en un sedante psicológico para resistir la victimización a la que se someten.

Pérdida de identidad

El vivir en un ambiente basado en el miedo, hace que florezca el instinto de supervivencia. De este modo, la mujer maltratada se centra en buscar su seguridad, dejando de pensar en sus deseos y enfocando su atención hacia lo que a él le gusta, lo que él necesita. De este modo, intenta protegerse de la violencia a la que la somete su pareja, haciéndole sentir siempre en un estatus superior y alimentando, por lo tanto, la Violencia de Género.

Como ya hemos dicho, no todas las mujeres comparten al 100% estos rasgos, pero sí es cierto que se van desarrollando conforme va avanzando la relación. En la mujer maltratada psicológicamente es poco fácil detectar qué característica se desarrolló primero ya que todas están estrechamente ligadas.

Valoración:
( 3/5) de 2 Votos